Este blog nace para contar la historia de los pueblos de la comarca de Torrijos a través de imágenes y microrelatos.

jueves, 12 de diciembre de 2013

SANTA OLALLA: HISTORIA ORAL. TESTIMONIO DE JUAN BAUTISTA NUERO. LOS MAQUIS.

Juan Bautista Nuero vestido de falangista.




Santa Olalla. Juan Bautista Nuero Ovejero: (1917-2003). Labrador.

   
    Recuerdo que en la posguerra, hacia 1941, existía un maqui natural de Carmena que le llamaban “El Lobo” y venía huyendo  desde Menasalbas a su pueblo natal, por que mató a dos números de la Guardia Civil en esta localidad.
      “El Lobo”, en compañía de “El Chato de La Puebla”, el día 4 de marzo de 1941, dieron muerte al guarda de la finca “La Zarzuela” (Carmena), Agabio Moreno Ortiz, primer alcalde franquista de Escalonilla y buen amigo nuestro. La hija de éste, Candelas, acompañaba a su padre ese fatídico día.
     Al igual que el pobre de Agabio, mi padre era también el encargado otra finca llamada “El Tapuelo”, colindante con Carmena. Teníamos los mismos problemas con los cazadores furtivos como “El Lobo”, al que había visto de cerca alguna vez antes de la guerra. Fue en aquella primavera de 1941 cuando “El Lobo” pasó de escapada por “El Tapuelo”, camino de Hormigos. Yo estaba montado en mi caballo y me dijeron nuestros gañanes que era el mismísimo y famoso maqui que venía a por mí para matarme, como hizo con mi amigo unos días antes. No lo sé si era cierto, pero como estaba armado me marché del lugar en otra dirección.
      Fue muy famoso “El Lobo” en la zona y todo el mundo decía haberle visto, hasta incluso después de muerto. Le apresó la Benemérita en Hormigos porque el sacristán de esta localidad le delató.Y luego se arrepintió del chivatazo porque pasó toda su vida con miedo a una represalia de los compañeros del maqui.
    Las armas que robó “El Lobo”, el día que tiroteó a Agabio en la finca “La Zarzuela”, las escondió en el Ventorro del tío Virique, que estaba  muy cerca de nuestra finca. Y una vez desenterrado el zulo con las escopetas la Guardia Civil le mató. Existen dos versiones sobre los últimos momentos de la muerte de este guerrillero: ley de fugas o ejecución directa.
Después se le llevaron en un carro a la puerta del cementerio de Santa Olalla y allí estuvo expuesto a mucha gente que pasó a comprobar que era verdad. Sus restos deben reposar en dicho camposanto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada