Este blog nace para contar la historia de los pueblos de la comarca de Torrijos a través de imágenes y microrelatos.

jueves, 14 de diciembre de 2017

SANTA OLALLA EN EL AÑO 1773.






Ilustración a plumilla de la Puerta de Maqueda. 



SANTA OLALLA EN EL AÑO 1773 Y LA LEYENDA DEL PAJARITO DE LA PUERTA DE MAQUEDA.



Con la nuevas tecnologías de recreación virtual, algún día, no tardando mucho, podremos disfrutar de una vista aérea de cómo era la localidad a finales del siglo XVIII. Para ello será necesario leer un manuscrito redactado en 1773 por el capellán fray Alejo. En este legajo, el clérigo informaba que al oeste de la Iglesia de San Julián se encontraban las murallas que componían el Palacio de los Condes de Orgaz: “El palacio está en ruinas, aunque es muy forzoso, capaz, fuerte y hermoso”, informaba el fraile. Es decir, ya en 1773, el Palacio de los Condes de Orgaz estaba en abandonado; y un poco más al poniente, se encontraba el Convento de los Padres Franciscanos Descalzos, de “pequeña capacidad, pero de buena factura, que fue fundado en 1580, y tiene cuadros de gran valor”, decía el documento. Y junto a ambas edificaciones, un cementerio “con tumbas mal selladas”, concluía.
En ese año 1773 las murallas que rodeaban la villa estaban casi destruidas, así como la puerta de Maqueda (existían otras dos puertas más). Por toda la periferia de Santa Olalla, sus 300 habitantes podían ver pedazos de la gran muralla que la defendía. Y por la parte norte, discurría el arroyo de Alcabón o Cantarranas que bordea los muros del pueblo. Pero sus aguas “están estancadas y corrompidas, haciendo de Santa Olalla la localidad más afectada por las fiebres tercianas”, decía fray Alejo.
 Cuando el hipotético drone virtual sobrevuele la actual Casa de Cultura, nos recreará un espléndido campanario, hoy desparecido, que adornaba la puerta de entrada a la Hermandad de San Antón. “Entrando por la puerta de Talavera, a mano derecha, se encuentra el hospital del Corpus Christi”, para finalizar describiendo el contenido del mismo: camas, capilla, etc
La leyenda del “pajarito de la Puerta de Maqueda”, ya relatada más ampliamente en otra parte de este blog, tan arraigada en la memoria colectiva de los santaolalleros, tiene su origen en este manuscrito de comentamos: “ …en el arco de la puerta e Maqueda existe una pintura de Cristo crucificado, con San Juan y la madre de Dios al pie de la Cruz, ignorando en que tiempo fue colocada. Pero junto a esta imagen se dejó ver un pajarillo…” (1)


(1)  MORALES GUTIÉRREZ, Juan Antonio; Santa Olalla a Mitad del Camino; Autoedición, Toledo 2003, páginas 20 y ss.
(2)  Ilustración de la Puerta de Maqueda a plumilla: José Palomo Martín.


No hay comentarios:

Publicar un comentario