Este blog nace para contar la historia de los pueblos de la comarca de Torrijos a través de imágenes y microrelatos.

lunes, 12 de junio de 2017

EL CAÑO NUEVO DE GERINDOTE

El Caño Nuevo hacia 1981.
El Caño Nuevo hacia 1964
El Caño Nuevo hacia 1972.

El Caño Nuevo hacia 1968.


EL CAÑO NUEVO DE GERINDOTE.
           
            Según las Relaciones Topográficas del Cardenal Lorenzana, editadas en 1782, el Caño Nuevo se acababa de construir "y era la segunda fuente de la villa". Es decir, el Caño Viejo ya existía. El caño que vemos en las imágenes fue mandado construir por Carlos III(1759-1788), conocido como Carolus, considerado por la historiografía como una gran rey.(1)
             El Caño Nuevo que todos añoramos desapareció porque, en la década de los ochenta del siglo XX, " la piqueta de la sinrazón" acabó con los sueños de muchos gerindotanos.
            El Zerindote de 1782(se escribía con Z en aquel año), tenía un vecindario compuesto de 220 familias, todos ellas bajo la tutela del duque de Astorga y marqués de Altamira, que lo había heredado a través de los siglos de don Gutierre de Cárdenas, aunque no perteneciera a su dinastía.
            Las aguas eran escasas en aquel 1792 y hasta mediados del siglo XVIII Gerindote consumía aguas extraídas de los acuíferos subterráneos, por medios de pozos, o de la lluvia, recogida en aljibes, en tiempos más remotos. Pero era claramente insuficiente. La solución pasaba por encontrar un manantial con bastante caudal para abastecer a la población. Y lo hallaron en la zona muy cercana a la Cañada Real Segoviana, al oeste de la villa, a poca distancia del paraje conocido como Cerro del Calvario.(2) 
           
            ________________



(1) Archivo Diocesano de Toledo; Relaciones del Cardenal Lorenzana.
(2) MORALES GUTIÉRREZ, JUAN ANTONIO; Gerindote, historia y costumbres, Toledo 2001, autoedición.






                   





No hay comentarios:

Publicar un comentario