Este blog nace para contar la historia de los pueblos de la comarca de Torrijos a través de imágenes y microrelatos.

domingo, 16 de marzo de 2014

ESCALONA EN 1914.


Posiblemente la fotografía más antigua del castillo de Escalona, finales del XIX. Imagen cedida por Julián González de Marcos.




Estado de abandono del interior del castillo de Escalona en 1914. Fotografía cedida por Julián González de Marcos.


Castillo de Escalona en ruinas a principios del siglo XX. Cedida por Julián González de Marcos.





Escalona en el año 1914, según un artículo de la revista Esfera. PINCHAR AQUÍ Y BUSCAR PÁGINA 28-29.


EL FAMOSO ALCÁZAR DE DON ÁLVARO DE LUNA EN 1914 Y LAS CORRIDAS DE TOROS QUE EN SU PATIO DE ARMAS SE CELEBRABAN.



Por Roberto Félix García y Juan A. Morales Gutiérrez



   Un periodista de la revista Esfera llegó a Escalona en el año 1914 para escribir un artículo sobre la localidad. El reportero narró haberse encontrado "sillares destrozados, capiteles deshechos, elegantes tracerías mutiladas y los ajimeces bárbaramente profanados" advirtiéndonos de las miserias de la raza humana.
    El corresponsal, después de relatar un poco la historia de Escalona, desde Alfonso VI hasta Juan de Pacheco, y de los poseedores que han disfrutado del castillo, así como los graves destrozos sufridos en la Guerra de la Independencia, terminó exhortando para que se siga evitando tanto destrozo  causado por la mano del hombre. Y un mensaje más inmediato "a la piqueta de la sinrazón" y a las autoridades municipales de la época:  prohibición a la celebración de corridas de toros en el patio de armas.
    Las corridas de toros se han celebrado dentro de las ruinas del castillo de Escalona hasta bien entrada la posguerra. La imagen del recorte de prensa de 1950 del famoso fotográfo taurino Emilio Cuevas, titulada "En busca de la Gloria", así lo evidencia. El escritor Ernest Hemingway bautizó con ese nombre la fotografía de Escalona, que hablaba de cardos y literatura. El propio Cuevas, en su exposición antológica celebraba en la plaza de la Ventas de Madrid en el año 2007, recordaba aquel día que tomó la instantánea como "el bobo del pueblo alertó al público, subido entre viejos tapiales, de que los toreros habían llegado a la plaza de toros que se encontraba en el patio de armas del castillo".



Entrada en cuesta a la plaza de toros de Escalona, ubicada en el actual Centro de Salud. Según se puede leer en el artículo de prensa, Antonio Ordoñez y Ernest Hemingway, sentados en una mesa de un café de Pamplona, comentaron con respeto esta fotografía: "ese torero anónimo al que tienen que llevar a la plaza entre palabras de ánimo y aliento". La fotografía es del fotografo taurino Emilio Cuevas.





Primera página del artículo que comentamos, con mejor calidad a través del enlace.



Segunda página del artículo que comentamos, con mejor calidad a través del enlace.


REVISTA ESFERA. PINCHAR AQUÍ.




No hay comentarios:

Publicar un comentario