Este blog nace para contar la historia de los pueblos de la comarca de Torrijos a través de imágenes y microrelatos.

domingo, 12 de enero de 2014

BARCIENCE Y LA PODEROSA FAMILIA CALDERÓN.

Castillo de Barcience en el año 1922. Fotografía Rodríguez.



BARCIENCE Y EL PODER DE LA FAMILIA CALDERÓN.



         Barcience fue una zona fortificada que en el siglo XIII  pasó a manos de la Orden de Santiago. Después, en posteriores transmisiones, llegó hasta  la familia de los Silva. La construcción del castillo la comenzó Juan de Silva Juan  y su nieto fue quien la concluyó.
        Investigando sucesivamente las cesiones, de forma muy abreviada, observamos que del citado linaje de los Silva la fortificación pasó a las casas ducales del Infantado, de Osuna y de Pastrana. Los duques de Pastrana donaron el castillo de Barcience al papa León XIII, y después de varias ventas llegó a manos de la familia vasca de los Taramona. Y por fin, este clan se lo enajenó a nuetra saga torrijeña de los Calderones.
         La familia Calderón tuvo en la persona de Cirilo Calderón (1885-1947) su figura más representativa. Ya en el año 1922 los Calderones eran propietarios de un Banco, fábricas de conservas y harinas, bodegas, explotaciones agropecuarias etc. Y Cirilo fue uno de los empresarios toledanos mejor considerados en la España de la posguerra: era amigo personal del general Franco, con quien compartía cacerías. Tanto Cirilo como su hermano Domingo, fueron los únicos hijos del matrimonio contraido por Domingo Calderón Cano(1858-1930) y su esposa Estefana Pérez Muñoz(1856-1935).
         Cuando Cirilo compra a Arturo Taramona la hacienda de Barcience, también incluía el Castillo y el Palacio. Este terrateniente, que llegó a senador en el año 1923 por el Partido Liberal, era un oriundo  vascuence que había llegado a Toledo a finales del siglo XIX para comprar a bajo precio fincas vendidas en subasta pública tras la desamortización de Madoz. En 1969 falleció Amalia Zalona Bances, viuda de aquel, ordenándose enterrar en Vizcaya, desapareciendo de la comarca el último vínculo con los Taramona.
           Hasta hace unos años la grandeza de aquella explotación agropecuaria que era Barcience pasó a manos de Roberto Barthe Calderon y hermanos, nietos de don Cirilo. En la actualidad, la histórica hacienda se ha ido disgregando entre los herederos de éste histórico empresario que también fue alcalde de Torrijos en 1913, con tan solo 28 años de edad.
             Era tan grande el poder de la familia Calderón que, una vez estallada la guerra civil, en el mes de agosto de 1936, en pleno verano revolucionario, los hermanos Cirilo y Domingo fueron rescatados por un coche oficial llegado a Torrijos de la Dirección General de Seguridad de Madrid, horas antes de ser asesinados por sus captores. Ocurrió que  La Colegiata sirvió de cárcel para casi un centenar de torrijeños de ideología conservadora, entre los que se encontraban aquellos hermanos banqueros y un diputado de la CEDA del Congreso Nacional. Pués bien, este influyente parlamentario y más de una veintena de prisioneros fueron sacados del templo para ser pasados por la armas a partir del día 13 de agosto. Momentos antes, el  vehículo antes citado conducido por un guardia de Asalto republicano, llegado de la capital, sorteaba todo tipo de controles vigilados por grupos de milicianos armados  hasta llegar a La Colegiata: su misión era liberar sólo a cuatro personas, entre ellas los hermanos Calderón. (1)


________

(1) MORALES GUTIÉRREZ, Juan Antonio; Torrijos 1931-1944. Le Guerra Civil.



Imagen aérea de Barcience en el año 1936, con el castillo en la parte superior.



Castillo de Barcience con el león como escudo nobiliario de los Ayala, perfectamente visible



El escudo nobilario de la familia Ayala está aún perfectamente conservado.

Palacio de Barcience en la actualidad.




Castillo de Barcience en la actualidad.



Palacio de Barcience en la actualidad.


Fachada principal del Palacio de Barcience.



La familia Calderón compartía cacerías en Barcience con Franco en Barcience.

1 comentario: