Este blog nace para contar la historia de los pueblos de la comarca de Torrijos a través de imágenes y microrelatos.

lunes, 2 de diciembre de 2013

CARMENA EN LA GUERRA CIVIL. LOS MAQUIS: "EL LOBO DE CARMENA"


La chica de la imagen, Candelas Moreno Duro, tenía 21 años cuando en 1941 presenció la muerte de su padre, Agabio Moreno, en la otra foto, a manos del "maqui" de Carmena apodado "El Lobo".

EL LOBO DE CARMENA.



        Nada más finalizar la guerra civil miles de republicanos perseguidos se refugiaron en las montañas en un desesperado intento de salvar sus vidas. Eran los llamados “maquis”, “guerrilleros” o “huidos”.
     Los primeros “guerrilleros” eran republicanos con responsabilidades políticas (alcaldes, concejales, miembros de Comités  etc.) o implicados en hechos sangrientos que querían evitar ser juzgados por los tribunales militares. Fueron el primer embrión de las partidas de “maquis”, ya que la gran desbandada hacía la sierra se produjo desde comienzo de 1940. A partir de este año cualquier combatiente vencido de la guerra podía ser encontrado en la montaña o en el extranjero.
       Los guerrilleros más perseguidos de la comarca de Torrijos, que operaban en Los Montes de Toledo, fueron “El Chato de la Puebla” y “El Rubio de Navahermosa”. Entre ambos llegaron a liderar una partida de más de 30 hombres: entre los que se encontraba “El Lobo de Carmena”. Después pasaron a actuar por separado, aunque sus destinos corrieron la misma suerte.
         Antonio, también conocido por Antonino, Fernández Alonso, “El Lobo de Carmena”,  nació en esta localidad el 15 de junio de 1915. La vida de este guerrillero estuvo llena de amarguras. Era el menor de 10 hermanos, pertenecientes a una de las familias más humildes de la villa, todos ellos jornaleros del campo.
     Con tan sólo 12 años de edad ya trabajaba  en la finca “La Zarzuela”, junto con el resto de la familia. Su relación laboral con el guarda de dicha hacienda, Agabio Moreno, siempre fue muy tensa. Éste hacía las veces de encargado de la finca  y “El Lobo” se revelaba ante todas las injusticias sociales que vivía en su propia carne, para luego trasladarlas a la Sociedad Obrera de Carmena de la que era un sindicalista destacado. Además, como el guerrillero se veía obligado a subsistir como cazador furtivo, de ahí su apodo,  sus enfrentamientos con el guarda eran continuos. Tampoco  "El Lobo" quiso admitir cómo uno de los hermanos, que sufría de tuberculosis, vivíera aislado en una choza de espadaña, alejado del caserío donde toda su familia trabajaba. 
.     Antonio Fernández Alonso,“El Lobo”, en compañía de “El Chato de La Puebla”, el día 4 de marzo de 1941, dieron muerte al guarda de la finca “La Zarzuela” (Carmena), Agabio Moreno Ortiz, primer alcalde franquista de Escalonilla.
       La hija de Agabio, Candelas Moreno Duro, acompañaba a su padre ese fatídico día. Contaba con 21 años de edad cuando, sentados a la lumbre de paja de la casa, llamaron a la puerta: “Como oímos una voz que pedía un trozo de pan, pensamos que era un mendigo”, recuerda Candelas. Agabio, sorprendido de que nadie contestara a su voz, tomó la escopeta y salió por la puerta trasera, “pero apenas tuvo tiempo de nada”, recuerda su hija. Una ráfaga, disparada por “El Lobo”, que casi alcanzó a Candelas, atravesó el mentón del guarda.  Sus dos acompañantes, “El Chato de La Puebla”  y un tercero no identificado, no utilizaron sus armas, pero sí ayudaron a maniatar a otro hijo del fallecido, Felipe, que llegó al oír los disparos.
      Tanto el primo de Candelas, Juan González Alonso, como su hermano, contaron a la Guardia Civil que reconocieron a “El Chato”. Tenían referencias del "maqui" de cuando éste vivía en el barrio Labradores de La Puebla.

Esta lápida estuvo colocaca durante décadas en la finca "La Zarzuela".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada